Gallery

Coaching y orientación laboral

   Escribo este post después de haber leído esta interesante entrada sobre orientación y coaching, en el que la coach Ana Rubio hace una muy buena presentación de qué pueden aportar el coaching y la PNL a la orientación laboral. Creo que en ese post se explica y describe bastante bien la relación entre estas áreas, especificando tanto sus diferencias como los puntos en que pueden complementarse para enriquecer la orientación mediante las herramientas de coaching.

   Ese post ha desperado en mí muchos recuerdos sobre mi experiencia como coach laboral en el Servicio Público de Empleo de Suecia (Arbetsförmdlingen), en el que participé durante casi tres años en un par de proyectos apasionantes, cuya finalidad era modernizar el servicio público, adaptar los servicios a las necesidades de los usuarios y acelerar la obtención de resultados mediante el uso del coaching como metodología de trabajo. He trabajado como orientador laboral antes y después de conocer el coaching, y aunque el post citado más arriba lo explica perfectamente, quiero simplemente exponer aquí de forma resumida algunos ejemplos en los que considero que el coaching aporta valor a los usuarios de un servicio de orientación laboral:

  • La relación con el usuario. Un orientador que haya interiorizado el rol de coach y las compentencias del coaching sabe construir una relación de confianza con el usuario, ya que este es uno de los puntos más importantes del coaching. El usuario se siente escuchado y percibe en todo momento que lo principal es su propia agenda, ya que los intereses y objetivos del usuario son sagrados para un coach y ha entrenado de manera sistemática para respetarlos y partir de ellos. Esto es así también cuando el propio usuario no sepa cuáles son (en cuyo caso el coach utiliza técnicas para ayudarle a identificarlos), o incluso cuando el usuario tenga objetivos o creencias que puedan no ser realistas (ya que el coach ayuda al usuario a diseñar estrategias para confrontar regularmente sus creencias y objetivos con la realidad, pero siempre desde los propios criterios del usuario).
  • La conversación. El coaching aporta técnicas concretas para estructurar una conversación y orientarla a soluciones. El coach no es un experto en ti y en tu vida, pero tampoco improvisa; es experto en técnicas de coaching, que usa para ayudar a un usuario bloqueado a dar el siguiente paso, identificar las ventajas e inconvenientes de una determinada decisión,  superar sus creencias limitadoras, etc. Por ejemplo, todo orientador laboral conoce la difícil experiencia de tener en frente a un usuario desmotivado y pesimista; en una relación de ayuda tradicional, en esos casos la estrategia se limita muchas veces a intentar ”convencer” al usuario de que cambie de actitud, lo cual la mayoría de las veces genera más resistencia por su parte que un verdadero cambio. El coach, sin embargo, conoce técnicas para reorientar la conversación, generar nuevas alternativas y oportunidades por medio de preguntas, reflejar la conducta del usuario para hacerle consciente de ella o identificar qué motiva más al ususario y ayudarle a que tenga más de eso en su vida.
  • Feedback o retroalimentación. El coaching tiene un carácter eminentemente práctico, y en su forma más básica se trata principalmente de ayudar al usuario a identificar objetivos, diseñar estrategias para alcanzarlos, poner en práctica esas estrategias y evaluar sus resultados, haciendo correcciones en caso necesario y adquiriendo por el camino conocimiento, confianza en sí mismo, motivación y sensación de control sobre su propio proceso. Por tanto, un coach también aporta valor al usuario porque tiene herramientas para que el propio usuario realice una autoevaluación que le permita corregir y así mejorar sus resultados, acercándose progresivamente a su objetivo, gracias al carácter intrínsecamente pedagógico del coaching.

   Esos tres puntos son sólo algunos ejemplos de cómo el coaching puede aportar valor a los usuarios de un servicio de orientación laboral. Quiero terminar el post mencionando que Ana Rubio ofrece este interesante servicio de coaching para mujeres con dilemas laborales, un claro ejemplo, desde mi punto de vista, de que el coaching profesional de habla hispana va evolucionando y se va diversificando, aportando valor a cada vez más gente. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *