Gallery

5 trucos de coaching laboral para buscar empleo

   Nada peor que los prejuicios, mitos y creencias limitadoras sobre el empleo que todos hemos heredado de nuestros padres, una generación que trabajó en empresas completamente diferentes a las de ahora, en las que se valoraban actitudes y competencias distintas y a las que se accedía  de otra forma.

   Os dejo cinco trucos de coaching laboral para superar esas ideas obsoletas sobre el mercado de trabajo y la búsqueda de empleo:

 – En un proceso de búsqueda de empleo no existen errores, sólo oportunidades de aprendizaje. Si algo no sale como esperas y lo interpretas como un error, te va a crear un sentimiento de culpa que te va a estar dando vueltas en la cabeza machaconamente. Además va a condicionar tus siguientes entrevistas porque lo vas a tener muy presente para evitarlo. No pienses “la próxima vez no tengo que hacer X”, sino “¿cómo quiero actuar la próxima vez (en vez de X)?” o “¿qué quiero responder la próxima vez (en vez de lo que dije)?”. Prepara y pon por escrito de manera esquemática qué es absolutamente fundamental que el empleador sepa, y recuerda que esto debe variar para cada empleador porque no todos tienen las mismas necesidades o intereses. Selecciona de entre tus cientos de competencias aquellas que tengan sentido y relevancia para el empleador concreto con el que te vas a ver o que te va a entrevistar. Busca información sobre el empleador, tu misión es conquistarlo, exactamente igual que si fuera una primera cita. Si la cita no sale como esperabas, te servirá para saber qué quieres hacer o decir diferente la próxima vez.

 Coaching critico laboral

 – Prepara las entrevistas previamente. No improvises, hablar de uno mismo improvisando es para la mayoría de nosotros un reto en el que la cagaremos fijo. No hay nada peor en una entrevista de trabajo que pedirle a alguien que se presente o que cuente sobre su trayectoria y empiece a improvisar. El 99% de las veces las personas acaban contando cosas completamente irrelevantes y no contando cosas que son verdaderamente importantes que el empleador sepa sobre ellos. Cuando he preguntado cosas del estilo “¿cómo te ves dentro de 5 años?” o “coméntame tus cinco puntos fuertes” y la gente empieza la respuesta con un “no sé…”, el que no sabe qué pensar soy yo. Vivimos en la era de la información, hay miles de recursos fáciles de encontrar vía google, entre otras cosas miles de listas con ejemplos de típicas preguntas de entrevista. Ensaya la entrevista un par de veces antes de la entrevista real, puedes hacerlo tú mismo o pidiéndole  a un amigo o familiar que haga del rol de entrevistador. Es importantísimo que digas las respuestas en alto, porque al ensayarlas un par de veces conseguirás darte cuenta de qué dices, qué quieres decir realmente y cómo estructurarlo en vez de improvisar. No dejes esto al azar, entrena y ensaya para responder exactamente lo que tú quieras que el empleador sepa, en vez de acabar contando lo primero que te pase por la cabeza en ese momento, como suele ser habitual. Te resultará muchísimo más fácil responder algo con sentido y relevante en la entrevista, y lo contarás de manera estructurada e interesante. Además, ensayar también te va a dar seguridad en ti mismo.

 Coaching laboral crítico

– ¿Buscas solo trabajos que se anuncian, o estás buscando también el “trabajo oculto”? Se calcula que en los países más digitalizados del mundo, el total de las ofertas de trabajo que se anuncian por internet y otros medios representan solo el 35% del trabajo que existe realmente. En el resto de países, esta proporción es todavía menor. Eso significa que si solo buscas trabajo a través de ofertas de empleo publicadas formalmente, estás perdiendo como mínimo el 65% del empleo que realmente hay. Se llama “trabajo oculto” (¡no confundir con trabajo en negro!) al que no se anuncia por medios formales. Se accede a él principalmente por contactos (¡no confundir con enchufes o palancas!) y mediante el contacto directo con el empleador, como veremos en el siguiente punto. La forma más habitual de conseguir trabajo en TODO el mundo es, según las estadísticas, a través de la red de contactos. La buena noticia es que no importa los contactos que tengas, o que no tengas, porque la red de contactos es algo que se puede desarrollar. Hacerlo mediante las redes sociales o de una forma más tradicional, depende de los canales en los que habitualmente se mueve el empleador al que quieras acceder. Busca información sobre él y aprende cómo se comunica y dónde se mueve. Acércate acudiendo a eventos y ferias de tu sector, creando contenido relevante para él en tu blog o con una llamada de teléfono tradicional. Sólo tú puedes decidir cuál es la estrategia de comunicación que más se adecua a ti y a los empresarios del sector a los que quieras contactar.

 Networking coaching laboral

 – Los trabajadores en general pensamos algo así como que una oportunidad de trabajo “existe o no existe”, y que las empresas o “buscan gente en este momento” o “no buscan ni necesitan a alguien”. Nada más lejos de la realidad, que es mucho más compleja. Una cosa muy importante a tener en cuenta es que el contacto con empresarios y empleadores abre nuevas oportunidades de trabajo allí donde no las había en un principio. Por eso es importantísimo moverse continuamente, hacer networking y tratar de tener contacto continuo con empleadores de tu ámbito laboral de interés. Si consigues hacer ver a un empleador que con tus competencias puedes contribuir a aportar valor a su empresa de algún modo, puedes estar creando una oportunidad de empleo allí donde antes no existía una previamente. Puedes aportarle valor de muchas formas: reduciendo costes, abriendo nuevas oportunidades de negocio, atrayendo clientes, aportando un método nuevo que mejora los resultados, etc. Piensa activamente cómo puedes generar valor a los empleadores y elabora una estrategia para comunicárselo de forma eficaz, en vez de esperar a que publiquen ofertas de empleo y limitarte a enviar solicitudes. ¿Cómo puedes aportar valor a los empresarios del sector en el que quieres trabajar?

 – Los empleadores no son monstruos (bueno hay algunos que sí, claro), pero la mayoría no, sólo son personas con necesidades concretas. No tengas miedo a contactar con ellos, cuantas más veces lo hagas más natural y fácil te resultará hacerlo. Si te decides a contactarlos directamente y las primeras veces no sale como esperas, no te desesperes y vuelve al punto uno; analiza qué quieres hacer diferente la próxima vez e incorpora ese conocimiento a tu búsqueda de empleo para mejorar su efectividad de manera continua. Y recuerda que no vale contactar por contactar, de la misma forma que no vale mandar currículums por mandar. Lo importante es hacerlo de manera efectiva, y para ello hay que ensayar primero, reflexionar después sobre qué ha funcionado o qué se puede hacer mejor la próxima vez, probar de nuevo, aprender sobre la marcha y corregir hasta obtener el resultado deseado. Tienes que inventar una forma de evaluar tus acciones de búsqueda de empleo de manera continua, para saber cuáles están dando resultados, y hacer más de eso, y cuáles no, para cambiarlas.

Raúl González García, @Conektio

4 responses to “5 trucos de coaching laboral para buscar empleo

  1. Muy buen blog! Seguro inspira a muchas personas.
    Aun asi, yo sigo recomendando a mucha gente que emprenda con temas de marketing online, puesto que funciona muy bien. Lo digo por experiencia. Saludos.

  2. Excelente articulo, me brinda nuevas ideas de como conseguir empleo eficientemente con resultados y no seguir gastando tiempo, gracias.

  3. Me alegro mucho y te deseo mucha suerte! Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *