Galería

Pensamiento visual: tu mundo en una servilleta

Tres motivos para leer este libro sobre pensamiento visual y una reflexión sobre su valor pedagógico para profesores:

– Este no es un libro sobre cómo hacer dibujitos que acompañen a tus presentaciones para entretener al público, sino un manual sobre cómo pensar por medio de imágenes, es decir, una metodología sobre cómo resolver problemas, vender ideas y expresar conceptos complejos de manera rápida y sencilla mediante imágenes. El manual explica cuáles son los pasos, las herramientas y las reglas del pensamiento visual y muestra decenas de ejemplos sobre cómo utilizarlo.

–  El pensamiento visual permite, por ejemplo, convertir un sesudo informe de esos que al final nadie lee en una imagen sencilla y rápida de entender por todo el mundo en una presentación. Es decir, te permite captar la esencia, ir al grano y resumir ideas complejas, ya que un dibujo tiene el poder de hacer comprensible lo complejo al hacerlo visible. También te permite utilizar la capacidad visual del cerebro para manipular ideas en un dibujo mental, identificar patrones, imaginar alternativas y encontrar soluciones.

–  El pensamiento visual nos enseña herramientas y procesos para a mirar, ver, imaginar y mostrar mejor y de diferentes maneras. Y lo más interesante es que no nos hace falta ser Picasso para ello, sino que cualquiera puede hacerlo, frente a lo que la mayoría de la gente piensa. De todas las fases por las que pasa el pensamiento visual, solo la última, la de mostrar, está relacionada con el dibujo a mano. Y no requiere para nada de habilidades avanzadas, sino que puede hacerlo cualquiera que pueda dibujar algunas formas básicas como un cuadrado, un círculo y flechas.

   Es un libro divertido, pedagógico e interactivo que se lee con un bolígrafo en la mano y un cuaderno al lado. Hacía muchos años que no garabateaba tanto, y ahora que he aprendido las sencillas reglas básicas del pensamiento visual voy a utilizarlo para solucionar problemas y explicar ideas complejas de manera divertida. Por cierto, ¿acaso no sería eso muy útil en la escuela, y prácticamente en cualquier ámbito de la vida? El libro se encuentra en la sección de Administración de empresas de las librerías, y está orientado al mundo de los negocios, pero sería una excelente herramienta para pedagogos y profesores. Inocente de mí, tras descubrir este libro fui directo a la sección de pedagogía a ver si también lo encontraba allí o tal vez otros libros similares. En vez de eso, encontré sesudos, kilométricos y aburridos manuales repletos de complejos esquemas analíticos, mazacotes de texto, complicadas estadísticas, interminables enumeraciones y largas teorías explicadas con todo lujo de detalles, muchos detalles. Y entonces me entró el pánico: ¿son los libros de pedagogía completamente anti-pedagógicos?

   Hubo una época en que los libros con muchas imágenes eran infantiles o  sinónimo de pereza y simplicidad; hoy puede ser sinónimo de concreción, capacidad expresiva, desarrollo de ideas, creatividad y sobre todo claridad de pensamiento.

Raúl González García, @Conektio

4 Respuestas a “Pensamiento visual: tu mundo en una servilleta

  1. Estupenda aportación y una gran idea para la lista de regalos navideños.
    Gracias

  2. Gracias! Si, la verdad es que es un buen regalo para alguien que trabaje con grupos, toda una sorpresa y además es divertido y sencillísimo de aplicar. saludos!

  3. Hola. Me quede con curiosidad, por ello consulto, es posible descargar el libro para leer en casa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *