Gallery

6 cambios de actitud para disfrutar de Twitter

6a00d8341c007953ef0167617455d0970b-320wi   Twitter es el mejor entorno de aprendizaje que he conocido en mi vida. Para ser perfecto solo le faltan los recreos presenciales con palmeras de chocolate y cigarros a escondidas en el baño. Es un aprendizaje colaborativo, horizontal, dinámico, cómodo y está siempre completamente actualizado.

   Es participativo y a la vez autodidacta. Es divertido. Tiene literalmente los
mejores profesores del planeta (cada uno elige cuáles son los mejores para él y los sigue). Está exclusivamente basado en la curiosidad, los intereses personales y lo que te apasiona. Encima es gratis. Y además carece de sistema de evaluación.

   Por si esto fuera poco, Twitter es también una plataforma para relacionarse y conocer otros locos de la temática que te apasiona. Puedes crearte una reputación digital que te abra muchas puertas, o conseguir clientes, colaboradores, trabajo e incluso amigos.

   Por todo esto, me duele escuchar a menudo un sentimiento de frustración que podría resumirse más o menos así : “tengo cuenta de Twitter y me he intentado enganchar varias veces, pero no hay forma; no me termina de parecer interesante”. Se lo he escuchado decir a muchas personas en contextos diferentes. Aquí hay realmente una paradoja: ¿por qué es necesario esforzarse en “engancharse” a algo que supuestamente es divertido, te conecta con otra gente similar a ti y te aporta mucho sobre aquello que te apasiona? ¡Debería ocurrir de manera espontánea!

Twitter

   Dejando aparte que Facebook es más una red social y Twitter una red de contenidos, yo mismo tuve esa sensación en mis primeros contactos con Twitter. Creo que tiene mucho que ver con entrar a esta red social con una actitud pre-twitter, es decir, una actitud meramente instrumental y no coloborativa, centrada en uno mismo y en sus objetivos inmediatos, sin enfoque propio, sin curiosidad por los demás, con prisas y sin muchas ganas de conversar o compartir.

Las seis diferencias entre una actitud

pre-twitter y una experiencia satisfactoria en Twitter:

–  No se trata de acumular seguidores, sino de compartir pasándoselo bien. No es el número de seguidores lo que hará que te lo pases bien en Twitter, sino al revés; cuanto mejor te lo pases, más seguidores tendrás. ¡Garantizado!

– Si no te estás divirtiendo, no estás siguiendo a las personas adecuadas. Una parte muy importante de disfrutar Twitter es encontrar tu tribu. Es más complicado de lo que parece; yo empecé a seguir a todas las personas que encontré que se dedicaban a mi pasión, el coaching, hasta que descubrí que más de la mitad no me aportaban nada y me aburrían. No busques solo etiquetas; busca personas y sus respectivos enfoques. El criterio para reconocerlas es disfrutar siguiéndolas, porque lo que crean o lo que difunden te aporta valor de algún modo.

– Compartir es la nueva forma de crecer y desarrollarse. Lo que no se comparte carece completamente de sentido en Twitter. Si eres el mejor lo que sea y no compartes tu opinión y conocimiento, en Twitter no eres el mejor. Twitter está hecho para personas que disfrutan compartiendo con los demás lo que ellos mismos crean o lo que descubren en otros. Compartir es la mejor forma de dar a conocer quién eres, qué sabes y qué haces. ¡No nos lo cuentes, muéstranoslo!

– Twitter no es un monólogo, es una conversación. Si entras, sueltas lo que quieres decir y te vas, no le va a interesar a nadie. Twitter no es un panel de corcho con anuncios a la puerta de un supermercado, sino un espacio de interacción entre personas muy diferentes entre sí y muy distanciados en el espacio, que se agrupan en torno a contenidos de interés y mantienen una conversación multidireccional. Es una conversación dinámica y organizada en torno a temas; a veces duran meses y participan miles de personas a través de blogs, artículos, infografías, tweets… que van generando y combinando ideas, madurándolas, dejándolas, aplicándolas, etc. No hay actualmente una mejor manera de estar actualizado en un área.

No entres a buscar trabajo, contactos o clientes, eso es en todo caso una consecuencia indirecta. No intentes meternos tu producto o servicio por los ojos porque no hay actitud más grosera en Twitter. Crea o difunde contenidos interesantes y los seguidores, colaboradores, empleadores o clientes vendrán a ti, se interesarán por ti, querrán saber más de ti. Si realmente te apasiona tu campo, solo tienes que compartir lo que te guste. No nos cuentes lo bueno que eres, solo muestra tu criterio, tu profesionalidad y tu enfoque compartiendo. 

Tienes que ser tú mismo. No entramos a Twitter y seguimos a cientos de personas para que todas ellas nos digan más o menos lo mismo. Nos encanta la originalidad, la transparencia, la autenticidad, que nos sorprendan con opiniones diferentes y, sobre todo, la libertad de no tener que adaptarnos a la visión de las cosas que otros con más poder nos imponen.

    Sé tú mismo, busca tu tribu, comparte y conversa con ellos, olvídate del número de seguidores, del trabajo o de los clientes y diviértete. Como en el patio de un colegio tradicional, pero aprendiendo.

   ¡Nos vemos en Twitter!

Raúl González García, @Coachingcritico

6 responses to “6 cambios de actitud para disfrutar de Twitter

  1. Muchas gracias , 6 recomendaciones muy faciles de seguir i compartir

  2. De nada, espero que te sea útil! Saludos!

  3. Yo también empecé a seguir a todos mis gurús! menos mal que los fui dejando 🙂
    Gracias por compartir estas reflexiones.

  4. Totalmente de acuerdo! A mi twitter me ha encantado, no pensaba que me engancharía tanto.

  5. Ni yo! Para mí ha sido todo un descubrimiento, me ha sorprendido mucho y he comprendido realmente qué significa eso de aprendizaje 2.0, hasta entonces era solo un concepto abstracto

  6. Pingback: 3 prácticas que cambiarán tu manera de dar clase para poder integrar las TACs | Conektio blog

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *