Gallery

3 herramientas para el cambio de cultura en las organizaciones educativas

Esta semana Conektio ha estado en el congreso Educatic 2015, impartiendo un taller sobre Cultura educativa, en el que hemos trabajado con cientos de docentes sobre las dificultades de las organizaciones educativas para innovar y transformarse

Educatic 2015

La cultura de una organización educativa es una realidad humana compleja que no se puede transformar de un día para otro, ni a partir de una directriz tomada por la dirección de manera jerárquica y unidireccional, ni conforme a recetas prefabricadas y universalmente aplicables. La única forma de cambiar una cultura organizacional es involucrando a todas las personas que forman parte de ella, para que construyan el cambio juntas de manera comprometida al sentirse parte de él. Hoy os compartimos en esta entrada del blog algunas herramientas de cambio utilizadas en el taller, para que podáis aplicarlas en vuestras organizaciones educativas: 

1. ¿CÓMO ESTAMOS HOY?

HAZ UN DIAGNÓSTICO COLECTIVO DE LA CULTURA DE TU ORGANIZACIÓN EDUCATIVA

El primer paso es generar un diagnóstico colectivo que sirva de punto de partida para trabajar el cambio. Se trata de una puesta en común de las percepciones sobre temas elementos relevantes de nuestra cultura educativa, que nos permitirá identificar tanto fortalezas como áreas de oportunidad en nuestra organización. 

Te proponemos dos opciones para hacer tu diagnóstico. La primera, utilizar esta encuesta de cultura (pulsa en el enlace para acceder a ella) diseñada por Steve Gruenert y Jerry Valentine, del Middle Level Leadership Center, específicamente para organizaciones educativas. Puedes enviar la encuesta a todos los miembros de tu organización educativa mediante la herramienta Formularios de Google Drive, como paso previo para después presentarles los resultados y conversar sobre ellos en grupo. La otra opción, es juntar directamente a todo el mundo y hacer un diagnóstico participativo, debatiendo por grupos los diferentes aspectos que queremos evaluar y haciendo una puesta en común al final para decidir cuáles son los más prioritarios. Por ejemplo, se puede usar una tabla sencilla, con los factores culturales en la columna vertical y una escala de valoración en la horizontal, y pueden debatir y valorar cada factor con post-it como en la foto:

Diagnóstico participativo

En cualquiera de los dos formatos, este diagnóstico es una primera fase de descubrimiento y puesta en común, que debe dar respuesta a las siguientes preguntas: ¿En qué somos ya buenos? ¿Cuáles son los temas que nos generan más insatisfacción? ¿En qué estamos todos de acuerdo? ¿En qué puntos hay más discrepancia y polaridad? ¿Qué temas son urgentes o prioritarios trabajar? 

2. ¿EN QUÉ QUEREMOS TRANSFORMARNOS? 

ABRE UN ESPACIO DE PARTICIPACIÓN PARA GENERAR IDEAS Y PROPUESTAS

Ahora que ya tenemos un diagnóstico de los factores cultuales que queremos trabajar, es hora de generar propuestas e ideas. Este es un momento de apertura y exploración, para abrir nuevas oportunidades, generar propuestas de solución, indagar nuevos caminos y explorar diferentes opciones.

Ningún cambio se va a producir si no nos sentamos primero a generar conversaciones posibilitadoras donde nos pongamos de acuerdo hacia dónde vamos a remar, generando juntos propuestas que realmente nos motiven a todos a construirlas… ¿Y  cómo se genera una conversación de ese tipo en grupos de más de 100 personas?

Utiliza metodologías participativas como World Café (pulsa en el enlace para conseguir más información), que generan conversaciones de calidad entre grupos grandes, invitando a la participación en un contexto creativo y confortable, de una manera estructurada para que al final de la sesión se haya generado información, decisiones, acuerdos y acciones importantes para generar el cambio:

Educatic 2015

DSC_2203

El maestro Francisco (en el centro) lleva 46 años enseñando. Participa con entusiasmo en la construcción del futuro educativo junto con sus colegas docentes millennials.

DSC_2208

Esta fase nos permite construir juntos una visión compartida mediante una comunicación  mucho más genuina y auténtica que la que se da en las reuniones formales periódicas de una organización. Puedes encontrar buenos ejemplos de metodologías participativas en los siguientes libros:

Libros sobre el cambio

3. ¿CÓMO VAMOS A HACeR EL CAMBIO? 

ATERRIZA LAS PROPUESTAS EN UN PLAN DE ACCIÓN PARA DARLE SEGUIMIENTO

Ahora que ya hemos definido colectivamente un futuro que nos motiva a todos, es hora de diseñar una ruta para llegar hasta él. Un plan de acción debe indicar qué vamos a hacer (o dejar de hacer), cuándo, cómo y quién lo va a hacer. Un plan de acción efectivo tiene las siguientes características: 

– Las acciones son lo más concretas posibles, son realistas, se pueden medir y/o verificar que se han llevado a cabo

– Las acciones dependen de nosotros, no de terceras personas sobre las que no podemos influir 

– Las acciones son motivantes para los que tienen que llevarlas a cabo, es decir, tienen sentido para ellos, y sus objetivos personales y profesionales están alineadas con las consecuencias de dichas acciones

Plan de acción

Uno de los errores comunes al hacer un plan de acción es elegir demasiadas acciones, que se acaban dejando de hacer ante la carga diaria de trabajo. Para evitar eso, es mejor ponerse de acuerdo en 3 acciones y darle seguimiento para que se cumplan, que elegir 15 y finalmente no se haga ninguna. Un ejemplo de plan sencillo puede ser este: elegir dos acciones que debemos seguir haciendo (porque ya nos llevan en la dirección que queremos), dos acciones que debemos de dejar de hacer (porque son propias del antiguo paradigma, que queremos abandonar) y dos acciones que debamos empezar a hacer (porque forman parte del nuevo paradigma, el que queremos construir).

Una vez hemos decidido entre todos qué cambios realizar y hemos dividido las responsabilidades de quién hará qué, sólo falta poner fecha a la siguiente reunión, en la que se evaluarán los efectos conseguidos y se realizarán los ajustes necesarios, para retroalimentar el proceso de cambio cultural. 

¿Cuándo empiezas?

 

3 responses to “3 herramientas para el cambio de cultura en las organizaciones educativas

  1. Pingback: Encuesta de cultura organizacional en educación | Conektio blog

  2. Pingback: Taller World Café en Universidad La Salle | Conektio blog

  3. Pingback: Talleres sobre Liderazgo educativo en Educatic 2016 | Conektio blog

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *