Gallery

Modelo SAMR: Nuevas tecnologías vs. Viejas pedagogías (II)

 

¿Qué hago si mi colegio o universidad ya invirtió una enorme suma de dinero y recursos en nuevas tecnologías pero éstas han tenido un impacto nulo en la forma de dar clase?

 

En este otro post explicábamos Qué es el modelo SAMR, un marco de referencia que sirve para entender cómo usan los profesores las nuevas tecnologías en sus clases. En el post de hoy explicaremos cómo usar el modelo SAMR para transformar una organización educativa con el fin de que sus profesores utilicen nuevas tecnologías educativas con todo su potencial. 

Modelo SAMR

1) Haz un diagnóstico

¿Cómo usan actualmente la tecnología los profesores de tu organización? Para poder diseñar un cambio, necesitamos saber cuál es el uso real que los profesores hacen de la tecnología en sus clases. Para ello, Conektio ha diseñado una encuesta basada en el modelo SAMR que permite identificar qué tanto y cómo usan los profesores la tecnología conforme a las diferentes fases del modelo. Usa la encuesta para identificar en qué fase se encuentran los profesores de tu organización, puedes acceder a ella pulsando sobre la siguiente imagen: 

 

Modelo SAMR

Pulsa sobre la imagen para acceder a la encuesta del Modelo SAMR

 

No existen (o no conozco) estadísticas oficiales, pero por mi experiencia personal y por la información que me han dado otros consultores, en la mayoría de los colegios y universidades en las que aplicamos la encuesta, más del 95% de los profesores están en las fases de Sustitución o Modificación. Esto significa que, salvo algunos algunos profesores de manera puntual, la mayoría está desaprovechando el potencial de las herramientas digitales, pese a que muchos de ellos piensen lo contrario. 

Curiosamente, realizar esta encuesta ha hecho que muchos docentes con los que hemos trabajado identifiquen áreas de oportunidad propias que desconocían. En este sentido, la encuesta sirve de diagnóstico para la organización y a la vez puede generar un cambio en la mentalidad de los docentes, al plantearles opciones que ni siquiera imaginaban inicialmente cuando se planteaban el uso de tecnología en sus clases. 

Diagnóstico Tecnologías educativas

¿Qué hago con la encuesta? Sistematiza los resultados y preséntaselos al Equipo docente. No hay cambio educativo si no se involucra a los docentes en su propio cambio; utiliza la encuesta como disparadero para iniciar un debate sobre qué tienen que cambiar los profesores para aprovechar el potencial educativo de las herramientas digitales. En este otro post te proponemos algunas metodologías participativas para generar un cambio de cultura involucrando a los docentes en el cambio. Por mi experiencia, te aconsejo que involucres a toda tu organización durante todo el proceso de cambio, o correrás el riesgo de perder a la gente por el camino.

2) Define objetivos realistas

Yo sé que tú quieres que tu colegio sea el mejor del mundo, que tus compañeros profesores sean los más innovadores y que los alumnos reciban la educación más actual e innovadora que existe. Pero no es realista que eso pase en menos de un año. Por mi experiencia y la de otros consultores con los que hablo, el tiempo mínimo para hacer que un profesor pase de la fase de Sustitución a la de Redefinición en el modelo SAMR es al menos, en el mejor de dos casos, de unos dos años. Recuerda que el cambio es un proceso, no un evento puntual

Gestión del cambio educativo

La innovación educativa es un pastel demasiado grande para ser comido de una sola vez. Mejor trocéalo en partes para no atragantarte. Transformar una organización educativa puede llevar años, lo realista es plantearse objetivos al menos a medio plazo. A partir del diagnóstico que hemos realizado con la encuesta del modelo SAMR, reúne al Equipo docente y decidid entre todos unos cuantos objetivos realistas, motivantes y de impacto para trabajar en un año. Mejor elegir 3 objetivos poderosos y cumplirlos, que ponerse 10 y al final no cumplir ninguno porque la carga de trabajo diaria se los lleva por delante. Mejor elegir objetivos motivantes que los profesores entiendan y compartan, que elegir los objetivos ideales y lejanos, pero que no sean compartidos por la mayoría de nuestro Equipo docente. Recuerda que estos objetivos deben alinear a toda la organización en una misma dirección

3) Elabora un plan de acción

Una vez que hayáis decidido unos objetivos realistas, motivantes y de impacto, es hora de diseñar una ruta para llegar hasta ellos. El error habitual en esta fase es decidir colectivamente aciones muy generales, que acaban resultando muy difusas, ambiguas e imposibles de medir. Se deben escoger acciones lo más concretas y aterrizadas que sea posible, a las que poder dar seguimiento y saber si el cambio se está produciendo o no

Un plan de acción efectivo debería contemplar al menos las siguientes estrategias: 

Estrategia de formación: la formación de docentes en el uso de nuevas tecnologías y en el desarrollo de nuevas estrategias pedagógicas es fundamental, y sin un plan de formación amplio y estratégico es imposible que nuestros profesores 1.0 se conviertan en profesores 2.0. No obstante, una estrategia de formación es condición necesaria pero no suficiente. Solo con formación no se transforma una organización. En este post puedes aprender sobre nuevas formas de aprendizaje en las organizaciones, más allá de la capacitación formal. 

Estrategia de cambio de cultura organizacional: la innovación educativa actual es tan disruptiva que implica un cambio de cultura organizacional para poder desarrollarse. Una organización educativa no puede cambiar ni innovar con una cultura burocrática tradicional. Utiliza esta encuesta de cultura organizacional para identificar qué fortalezas y áreas de oportunidad tiene la cultura de tu escuela, te ayudará a concretar acciones de cambio que, aunque no estén directamente relaciones con la innovación tecnológica, contribuirá a generar las condiciones organizacionales necesarias para su implementación.

Estrategia de desarrollo del liderazgo. Al igual que en el punto anterior, ninguna organización educativa puede transformarse ni innovar con una gestión tradicional, jerárquica, rígida o autoritaria. La innovación educativa requiere de estilos de liderazgo abiertos, flexibles, horizontales y participativos, que involucren a toda la comunidad educativa en el cambio. Necesitamos líderes educativos que que sepan apoyar y empoderar a sus Equipos docentes en su proceso de desarrollo para utilizar nuevas tecnologías en sus clases con todo el potencial. En este post explicábamos la diferencia entre Gestión y Liderazgo educativo, como factor fundamental del cambio y la innovación en educación. 

Estrategia de seguimiento. Otro error habitual en los procesos de cambio educativo es no definir cómo vamos a saber si el cambio se está produciendo. Es fundamental definir indicadores de medida que estén alineados con los objetivos del cambio, que nos permitan medir si dicho cambio se está produciendo así como realizar los ajustes necesarios para impulsar el proceso en caso necesario (ningún cambio organizacional de estas características de produce a la primera, implica necesariamente redefinir el plan de acción en algún momento). 

Durante las siguientes semanas, en los próximos post sobre el modelo SAMR iremos proponiendo ejemplos concretos de acciones para estas diferentes estrategias de cambio

One response to “Modelo SAMR: Nuevas tecnologías vs. Viejas pedagogías (II)

  1. Pingback: Recursos de la conferencia Creatividad e innovación en educación | Conektio blog

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *