Gallery

Humanware (III): 5 consejos para los tomadores de decisiones en organizaciones educativas que pretendan innovar

El principal problema de los proyectos tecnoeducativos actuales está en el liderazgo (o, mejor dicho, la falta de él)…

Organizaciones que se embarcan en costosos proyectos tecnológicos pero sin sentido pedagógico alguno, equipos directivos que exigen a sus docentes prácticas que chocan con políticas y procesos de la organización, o equipos directivos que quieren hacer grandes cambios sin haberse puesto de acuerdo primero en cuestiones fundamentales sobre lo que quieren cambiar…

No es un problema de tecnología, ni es un problema de pedagogía. Es una cuestión de liderazgo y de cultura organizacional. Aquí dejamos 5 consejos para que tu organización educativa deje de ser una fábrica de corte industrial del siglo XIX y se convierta en la organización postindustrial que necesita ser para adaptarse a los tiempos.

1. Toma decisiones de forma compartida

Los contextos se han vuelto tan complejos que, en ningún área de la vida, incluida la educación, alguien sabe tanto como para poder tomar todas las decisiones. Forma un equipo directivo unido y a la vez diverso, que incluya diferentes puntos de vista y que explore diferentes opciones.

Liderazgo educativo

 

2. Involucra la visión de todos los stakeholders

Una organización educativa impacta directamente en muchos grupos con diferentes intereses (padres, alumnos, docentes, etc); es imposible cambiar una comunidad sin contar con sus miembros. Pregunta y conoce sus expectativas, sus miedos, sus experiencias, sus sueños, sus diferentes visiones… Y utiliza esa información para impulsar el proyecto de cambio de la organización.

3. ¿Sabes lo suficiente de pedagogía y tecnología como para tomar decisiones relevantes y estratégicas?

Si no, contrata y apóyate en quien sí sepa. Preferiblemente conocimiento realista sobre las implicaciones prácticas de las decisiones tecnopedagógicas. Muchos tomadores de decisiones de la vieja escuela ignoran completamente todo sobre tecnología educativa, y toman decisiones apresuradas e intuitivas, basándose en lo que les dice el proveedor de turno o lo que vieron en el único congreso en el que les apantallaron con cierta tecnología. El uso de tecnología educativa sin una estrategia pedagógica realista, a largo plazo y alineada con toda la organización carece por completo de sentido

Pedagogía y tecnología

 

4. No muevas un dedo sin haber construido previamente una visión estratégica que sea coherente, viable, motivante y atractiva

De lo contrario, te será imposible comunicarla y alinear a toda la organización en torno a esa visión poderosa. Nadie se mueve si no sabe hacia dónde; nadie se sacrifica si no ve un beneficio; nadie empuja algo que no comprende, y nadie se entusiasma si no hay con qué. La única manera de que todos remen en la misma dirección es utilizando una visión poderosa como brújula, de lo contrario cada uno rema en una dirección y la barca sólo da vueltas. Una visión poderosa debe ser fácil de comunicar y permite a todo el mundo en la organización entender, visualizar e incluso casi tocar el futuro compartido que queremos construir.

5. Sé valiente

Si no sientes vértigo en algunos momentos, es seguro que ni estás innovando, ni estás transformando tu organización para adaptarla al futuro. La innovación y la adaptación al cambio no dependen de un manual de instrucciones empaquetado que nos dice paso a paso lo que tenemos que hacer (si no, todo el mundo innovaría y cambiaría). Es fundamental incluir el error como fuente de aprendizaje, equivocándonos de forma rápida y barata sistemática y conscientemente, en vez de buscar “soluciones correctas” que en el fondo serán formas lentas y muy caras de equivocarnos. Recuerda que no tomar decisiones, también es una decisión.

Brújula Tecnología educativa

Es mejor tener una estrategia que no tener ninguna, porque una visión estratégica nos permite saber hacia dónde vamos y monitorear si estamos avanzando en esa dirección o la contraria. Así que empieza por el principio: ¿Tienes ya una visión estratégica y poderosa que compartir con los diferentes grupos de tu organización educativa?

¡Hazles un favor, y comparte este post con los tomadores de decisiones que conozcas! 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *